viernes, diciembre 19, 2008

WALKABOUT

Imagino que muchos sabréis lo que es el Walkabout. (a los que no, que os lo cuente la Wikipedia). Visitando el blog del taxista me ha venido esta palabra a la cabeza. Porque en su entrada Homo 2.0 he leído lo siguiente:

"O ser abiertamente xenófobo y no querer salir de esa burbuja hermética en la que vivimos por miedo a cambiar de opinión".

Y es cierto, somos herméticos, vivimos en nuestra burbuja, entre algodones (expresiones ambas que ya se están convirtiendo en tópicos y que, por tanto, se está diluyendo su relevancia, su significado, su peligrosidad). Cada vez somos más egoístas, en todos los conceptos de la palabra, lo buenos y los malos. Cada vez miramos más adentro; y al mundo sólo miramos a través de un cuadrángulo, a saber: raras veces una ventana, muchas un televisor, cada vez más la pantalla de un PC o laptop. Y digo yo, que un poco viajadito estoy, que cuántos problemas se solucionarían si cada uno, al menos una vez en nuestra (preferiblemente temprana) vida hiciéramos nuestro walkabout. Dejando de lado la parte espiritual del viaje, simplemente propongo salir a conocer, salir de nuestro círculo, de nuestra casa, de nuestro entorno, de nuestros hábitos y costumbres (los buenos y los malos), solos o con una buena compañía elegida, pero no con multitude (en la que refugiarse). Y no hablo de 9 días en resort de Playa Bávaro aprendiendo a bailar bachata con un margarita en la mano. Hablo de liarse el petate, la manta o nada al hombro y caminar, conocer, descubrir. Y tampoco hace falta irse a las chimbambas argentinas. Sobre todo salir a conocer gente, gente con la que no estamos habituados a tratar, gente diferente. Sólo así podremos llegar a descubrir lo hermosas que somos las personas (y lo hiodeputas también), sólo así podremos volver a casa y ver que nuestros problemas no lo son tanto, que ese que no me gusta por ser diferente resulta que no lo es tanto, que mi triste vida no lo es tanto, que las cosas no son para tanto, y las que sí lo son resulta que ni nos habíamos dado cuenta de ellas. Y veremos lo fácil que es la solución de muchos problemas, y que si algunos no se solucionan es pura y simplemente por voluntad (o falta de ella).

Hace unos años mi amiga me recomendó un libro (fuiste tú, no?) que explica mejor que yo lo que quiero decir. Años después, otra amiga me lo regaló, pero haciendo caso a la primera resulta que ya me lo había leído, así que lo que hice con la segunda amiga fue intercambiarnos el mismo libro. Ella se quedó con el mío, y yo con el regalo. Así, además del libro, (man)tenemos cada uno un poco del otro.
El libro en cuestión: "Las voces del desierto". La escritora: Marlo Morgan. (Nota: curioso que en la Wikipedia, antes del título del libro pongan la palabra POLÉMICO, altamente curioso). Que lo disfrutéis.

6 comentarios:

Yolanda dijo...

..."Deja que el mundo te cambie y tu podrás cambiar el mundo",(Diarios de una motocicleta)... Previo a eso es, decicir romper las cadenas que oprimen el corazón, y que todos tenemos... Porque uno puede convertirse en viajero y no en caminante, sin darse cuenta...

Un beso chico

Yolanda

Coe dijo...

Es lindo visitar lugares no turisticos, donde uno pueda ir de a poco descubriendo el lugar, y conociendo gente con diferentes costumbres. Eso te abre la mente. Dicen que todos los años habría que conocer al menos un lugar nuevo..aunque la verdad estoy bastante lejos de eso. Al margen..chimbambas argentinas que signifaría? ¿Que queda lejos? eso depende de donde se lo mire;). Aunque te digo la verdad, hay un montón de lugares de acá que me quedan por conocer. De otros paises me encantaría ir al Machu Pichu, al camino del Inca y por ahi (por cierto, me encantó diarios de motocicleta Yolanda).. De españa me encantaron los pueblitos, con calles angostas de muchisimos escalones (eso si que es fitness) y los castillos, como el de peñiscola y el de morella.. my god..todo lo que pasó por ahi.
Eso está re bueno, aunque convengamos que 9 días en Playa Bávaro aprendiendo a bailar bachata con un margarita en la mano tampoco me vendrían nada mal jejeje
Voy a ver si consigo ese libro,
Besos, buen finde.
Coe

Esther dijo...

Me vas a perdonar las disculpas pero ese libro no te lo recomendé yo sino (segun tu me dijiste) sino Jerry Thais... yo te recomendé "Las nueve revelaciones" que por cierto lo cogí el otro dia en la biblio y el principio es malisimo... jajaja... el mejor de todos, sobre todo en aquel momento el que me pasaste tu "Dios vuelve en una Harley" Besos amigo y añademe al feisbuc que yo a ti no te encuentro

Jesús dijo...

Como siempre, tanto en las 9 revelaciones, como en el de la Harley: Segundas partes nunca fueron buenas.

Coe dijo...

Me conseguí el libro y ya casi lo termino..está muy bueno.. El de Dios vuelve en una harley lo leí hace un tiempo y tambien me gustó mucho.
besos

El_Luky dijo...

A mí tb me encantó "Las voces del desierto", un viaje espiritual y revelador que nos aproxima a la cultura ancestral de los aborígenes Australianos, no os lo perdáis.

Un saludo.